.

.

viernes, 20 de noviembre de 2015

oído fino




Va de un canoso, un gordito y un alto con sombrero.

Los tres amigos hablaban en la barra, saboreando los cafés de después de la comida.

"Sus" chicas -parecía que a lo suyo (es importante focalizar es el parecía)- en una mesa a unos diez metros opinaban sobre los cuadros de las mujeres en trampolín y manguera y que ya les tocaría unas vacaciones así. 

El canoso, mirando su café, dijo: "Este es el mejor momento del día". 
El gordito dijo: "No se. Quizás el cigarrito que viene ahora".
El alto dijo: "Para nada. Cada segundo que paso junto a ella".

En la mesa, a diez metros, la morena de los pantalones vaqueros, desentendiéndose de lo que sus amigas decían, sonrió.