.

.

lunes, 7 de diciembre de 2015

el objetivo de las mejores miradas.



Ella creyó que miraba lo que estaba leyendo.

* Eres muy curioso.
* Culpable.
* ¿Y eso?
* Me aburría.
* ¿Como harás para curar eso?
* La cura para el aburrimiento es la curiosidad. La curiosidad no tiene cura.

Hoy hacemos un mes y vamos a ir a cenar fuera.

Nunca le dije que no miraba el libro, sino su escote. 
Bueno ahora mismo estoy mirándola y si me viera seguro que se cree que es porque quiero leer lo que lee.