.

.

jueves, 17 de diciembre de 2015

y el partido en empate...






Yo estaba tan tranquilo viendo la tele.

Ella llegó, cerró la puerta de la calle y se apoyó en la pared con aire cansado y despotricando del trabajo. Yo hola y ella este trabajo me mata y yo el partido esta en empate y ella me anula, me aburre, y yo esta emocionante y ella me voy a poner cómoda.


Y el gol que no entraba y ella sale en bragas (eso debe ser estar cómoda) y se va al baño, y dominan mas los otros y ella sale del baño solo con la toalla y dice ¿ves futbol? y yo la finalisima y ella jo que aburrido y yo uyyyyy casi y ella se sienta a mi lado, tira la toalla y dice ¿te parece un bulto? y yo quita mujer que no veo y ella venga busca, un poco mas fuerte, asi, baja un poco...


Abandono el p--- partido, la tumbo en la alfombra y ella asiii, que trabajo de mierda, sigue, sigue, tengo que buscarme otro, no pares ahora, bien, mas fuerte, me en-tris-te-ceeee, ¡que bien bandido! si si si si, ni se te ocurra parar, aaaaaaaaaaaah...


Y nos quedamos como flojos, enredados, en silencio.
Y ella ¿qué es esa sonrisa? ¿ha marcado tu equipo? y se ríe.