.

.

jueves, 24 de diciembre de 2015

andaqueno




Y cuando te están besando así, eres el día de Navidad; eres el lanzamiento de una nave espacial a la luna; eres una alondra. De pronto mis zapatos valían un millón de libras, y mi aliento era el alcohol del champán. Cuando alguien te besa así, eres lo que da sentido a todo.