.

.

sábado, 16 de enero de 2016

prisas las justas




El viaje iba a consolidar mi futuro.

Cuando iba a coger las maletas ella dejo de leer -quitándose las gafas- y me dijo con voz suave: Mi mundo se va contigo.

Bueno, ya se sabe. El mundo siempre puede salir un poco mas tarde hacia el futuro.