.

.

martes, 26 de enero de 2016

de putarronas e ilusos




Antes del encuentro.

Cada vez que tengo la primera cita con un hombre me compro bragas nuevas.
Siempre digo que es mejor prevenir que curar.
Mi amiga dice que es porque soy una putarrona.

En mi descargo diré que al final no siempre las enseño y que como no quedo mucho tampoco compro lencería demasiado a menudo.


Cada vez que tengo la primera cita con una mujer creo que pasara.
Siempre digo que hay que pensar en positivo.
Mi amigo dice que soy un iluso fantasioso.

En mi descargo diré que una vez sucedió y que como tampoco quedo tanto, el porcentaje éxito/fracaso todavía no es penoso.


Después del encuentro.


Me ha hecho reír todo el rato. Estuvo muy bien el detalle de regalarme un bombón (para endulzar la primera impresión, dijo). Me ha gustado lo bien que sabe escuchar.

Me gusta esa sonrisa calmada que tiene. Esta bien esa particularidad de hablar también con las manos. Me gusta que tenga ideas propias (no soporto los clones).
Bueno, en verdad las bragas también me gustaron mucho.