.

.

viernes, 1 de abril de 2016

la casa del lago. fin




En la mañana del regreso a casa, D. se quedó sentada en la cama, aún sin empezar a vestirse.

* Bueno -casi susurró- podemos decir que el finde ha satisfecho su objetivo. 
En general A. ha estado contenta, no ha cometido ninguna “tontería” y ayer noche se la veía optimista.
La primera noche, después de que volvierais de la playita me insinuó la posibilidad de sexo con B.

"Ya se que no es amor -dijo- pero hoy puede ser suficiente, sentirme deseada, que me den placer. Prefiero pasión efímera que envolverme en la nostalgia de lo que no volverá y llorar por las esquinas y engañarme a mi misma con escritos de reencuentro.”

Pero parece ser que estuvieron de charla, risas y copas hasta tardísimo... pero sin sexo.

¡Que mono B, ¿verdad?! Viene a ligarse a C. y se pasa todita la primera noche charlando con A, animándola, haciéndola reír, robándole la tristeza… que por cierto ella ha sabido impedir que volviera.

* Bueno, a mi me pareció mas meritorio lo bien que encajó que C. no quisiera enrollarse con él.

* Va de duro, pero es un flan.

* No creo, vamos a darle su mérito; conoce el valor de la amistad.  Y A. es una buena amiga. Y con C. sospecha que hay algo que le impide abrirle las puertas…

D. me interrumpió. “¡¡Ibas a decir las piernas!!”

* Nonono (contesté entre risas).

* ¿Sabes que me dijo a mi C.? -continuó ella- "Ahora quiero relaciones en las que soy una ola."
"¿?"
"Si, mujer. Me acerco a la playa, estoy un rato y me retiro.
Hoy por hoy valoro mas mi espacio, mi hacer lo que quiero que una relación exclusiva. Ya me llegara ese tiempo."

* Entiendo eso -dije- y valoro que renunciara a acercarse a la playa B. para no dañar a un amigo.

D. se subió la cremallera y salió del cuarto.

Si buen finde pensé.

A. es una buena tía y ha podido pasar unos dias sin comerse el tarro.

B. es un buen tío y ha sabido comportarse como el buen amigo que todos sabemos que es.

C. es una buena tía, mimó a la anfitriona, fue el alma de las copas y no construyó un naufragio para su admirador.

D. es una buena tía, además de mi buena tía. Supo escuchar a todos.

Y que decir de mi, el mundo mundial sabe que soy un buen tío.

Y los cinco tenemos algo en común:


No queremos que nos hagan felices, queremos serlo.