.

.

sábado, 2 de abril de 2016

casa y hogar




En la pared imágenes de estatuas tuneadas. Uno de los jóvenes barbaros alumno de la universidad hablaba con Wilbur.

* La vida es un cambio constante.

* No en lo esencial.

* ¡¡Qué dices!! Hace un par de décadas quien podía imaginar el auge de internet, las redes sociales. La aparición del móvil y todas sus posibilidades...

* Aspectos accesorios.

* Lo que pasa es que no te adaptas, viejete.

* Cuando tenia veinte, hace muchísimo tiempo, en el otro siglo, escribí: La casa tiene camas, sillas, mesas, sofás, cortinas (añádele ahora internet) y se llama casa.
La cueva me tiene a mi y se llama hogar.
Lo esencial no cambia.