.

.

viernes, 22 de abril de 2016

no ser planta. tomar iniciativas.






Fue en un momento de esos en que el tiempo parece que no corre.
Se abrió la puerta del vagón del metro y lo vi. El amigo de mi hermano, el que me había presentado el finde anterior, el que me gustaba con locura.
Ni me vio.
Se cerraron las puertas y desapareció.



Hay tantas cosas que dejamos por hacer en la vida.
Cosas que apetecen, a las que renunciamos porque siempre permitimos que venzan las posibles inconveniencias a la curiosidad del ¿como será...?

Miro a la pantalla.
Releo la invitación escrita.
Se me suben un poco los colores.
Pico "enter".