.

.

viernes, 6 de mayo de 2016

pero no era eso




Es cierto que ha sido un buen dia.
Es cierto que mi trabajo ha sido el elegido.
Es cierto que eso me ha ayudado a promocionar.
Es cierto que hace buen tiempo.
Pero no es eso.

Ni siquiera lo bonito que se ve el mar desde la terraza.
Ni la copa de chablis que saboreo.

Lo que me ha estremecido.
Lo que me ha pintado una sonrisa irreversible hace rato.

Ha sido verla salir de la habitación, sin nada de ropa, con el pelo revuelto, desorientada. Ha cogido la taza, ha levantado los ojos, me ha visto, y me ha dedicado una sonrisa dulce.


Luego se ha tapado un poco y se ha focalizado en el gato. Pero ya era irremediable; que verme le pintara una sonrisa en la cara ya me había estremecido y ahora era yo el que sonreía.