.

.

lunes, 9 de mayo de 2016

tres discursos, tres




El discurso de él: A mi novia le dije que cenaba con mi amigo, deprimido por su separación.
A mi amigo le dije que cenaba con mi novia para celebrar uno de esos estúpidos aniversarios inventados.
Y aquí estoy disfrutando de un tiempo personal en un espacio propio. Cierto, les engaño. Pero evito sufrimientos.


El discurso del amigo: Siempre ha tenido ese perfil autista que le obliga a aislarse en algunas situaciones o épocas ¿me pasas el vino?



El discurso de la novia: Siempre intenta engañarme con excusas bobas. ¿Cuando aprenderá que no me importa que se enclaustre de vez en cuando? Nada de vino, vamos a follar otra vez.