.

.

viernes, 20 de mayo de 2016

dos frases, un gesto y una definición




Lo primero que hice al entrar en el Hope, tarde como siempre, fue fijarme en la chica del periódico, pero mientras avanzaba hacia la mesa en que estaban mis amigos mi atención se desvió de los ojos a las orejas. Y logré captar parcialmente dos conversaciones.

Un jovencito le tiraba los tejos a una treintañera que justo en el momento que yo pasaba por su lado le miro fijamente y le soltó: Eres guapo y me gusta el sexo. Vuelve en cuanto hayas hecho la selectividad.

En la siguiente mesa un tipo que no llegaba a los treinta por poco le decía a su amigo: Es complicada pero la descifrare.

Y justo encima de la mesa a la que me dirigía vi el cuadro de la china con gato y gesto.

Y justo del significado de ese ¿inocente? gesto era la conversación -jocosa- de mis amistades.



Grupo ese -el de las afinidades elegidas- que entre copas y charla tiene como costumbre disfrutar de la conversación hasta tarde.

Definición de tarde: Ese momento en que se tiene tanto sueño como pocas ganas de acostarse.