.

.

lunes, 6 de junio de 2016

atreverse




Mujer 1.- Miró a la otra cama. Él dormía.
Miro la pared de la habitación. La pintura descolorida.
Miro la mesa de noche. Un reloj parado. Una foto superada por el tiempo.
Miro por la ventana. Un cielo gris. Una luz muy tenue.
Miro su corazón. Un panorama gris. Un brillo muy tenue.

............................................................................................................





Mujer 2.- Sentada en la terraza de su amiga. Piensa en la oficina. En un trabajo que le gustaba pero se iba haciendo rutinario, empieza a meditar si a su vida le está ocurriendo lo mismo.





Mujer 3.- Escribiendo en su mesa de trabajo en casa (¡como le gustaba escribir!). Escribiendo frases e ideas sueltas en el bus. Escribiendo en el café Hope (al que acudía cada día al atardecer). Discutiendo al final del día porque él le reprochaba que con tanto escribir lo desatendía.

.................................................................................................................................... 

Mujer 4.- Estaba cada vez mas convencida que la decisión tomada era la mas adecuada. Vida plana, inaceptable. Todos los que la rodean con la convicción de que podían decirle como vivir, que es lo que si y no podía hacer. Inaceptable. No mas frustración, no mas conservar por miedo. Dirigir la propia vida. Sentada en la playa, con el perro que él aportó, le vio salir del café Hope con las dos copas de vino y dirigirse hacia ella. ¡Que bien atreverse a arriesgar! ¡Que bien atreverse a vivir!