.

.

domingo, 26 de junio de 2016

¿Ahora no?




Seguía sola, en el vestidor, después de la larga conversación mensaje va mensaje viene que le llevó a recordar su paseo sin ropa interior por el museo, las conversaciones de hotel, su segunda vida.

Releyó parte de la charla.

* La verdad es que nunca me emborracho.
* Yo te emborracharé algún día.
* Sabes que me dejaría.
* Lo se. Quizá hasta te hicieras el borracho.
* Quizá. ¿Qué mas sabes?
* Que me meterías mano.
* Eres una mujer sabia. Mándame una foto en bragas.
* No.
* Ya lo has hecho.
* Ahora no.

Se miró en el espejo. Seguía donde le había cogido la conversación, en el vestidor, sola, en bragas.