.

.

jueves, 7 de julio de 2016

las prioridades que se elijen







Le estaba contando mis vacaciones: "¡Que triste! recién se han terminado y ya echo de menos lo que he vivido.Baños en el mar desnuda por la noche, leer a la sombrita, cenas con velas, sexo depravado y satisfactorio..."

Me dijo; "Yo me quedé en casa cual cigarra, haciendo horas extras, mas dinerito al banco. Eso si, ni baños de mar, poco tiempo para leer, sexo marital y pizzas de encargo".

"Vale -contesté- no insistas; mas triste sería echar de menos lo que no se ha hecho".