.

.

viernes, 8 de julio de 2016

gritos en la madrugada




La madrugada empezaba a ganarle la batalla a la noche. La música del Hope (siempre a un nivel suave) era lo único que se podía escuchar.

Ella miraba con descaro, fijamente, segura.
La otra aguantaba la mirada, calculando.

Cuando el muchacho se despertó le pregunto al camarero, arrastrando las palabras, por su acompañante.

Justo en ese momento -en otro lugar- una mujer le decía a la otra: "Me gustan tus bragas."

.............................................................................


Cuando al día siguiente Luci comentaba su noche con su compañera de piso, confesó: "En realidad empecé intentando levantarme al tío (que estaba muy bueno) pero tenia una cogorza que seguro le iba a impedir cumplir adecuadamente."
"¿Y ella?"
"Hicimos un concurso a ver quien gritaba mas"
(jijijijijijijijijijijijijijijijijijijijijijijijijijijijijijijijjijijijijijijjijijijijijijijijijij)