.

.

miércoles, 27 de julio de 2016

Vivir sin precipitarse




- Me ha extrañado que no aceptaras el ascenso.

- Llevaba la trampa incluida. Me ataba a un trabajo que no me place.

- ¿Entonces?

- Aprender a esperar las oportunidades que te permitan conseguir tus sueños sin perjudicar tu porvenir.