.

.

viernes, 29 de julio de 2016

La adecuada motivación

                                                             
                       



La cabrona me la envió con un texto corto: "¿Serás capaz de hacer una entrada con esta imagen?"

A modo de defensa le contesté: "Hazme tu una con el gato".

Tardó cero coma en actualizar: "Aquí la gatita -que no gato- ante la puerta verde de un capullo en espera de una entrada que la anime a entrar para que entre".

Inmediatamente la escribí y corrí a abrir la puerta.

La entrada solo decía: Después del hola.