.

.

miércoles, 17 de agosto de 2016

puntos de vista





Los dos jóvenes -peligominosos- sentados en el café se reían del "tonto" que estaba sentado en la acera de enfrente sin ver el super póster que tenía detrás.

El "tonto" no podía quitar sus ojos de la camarera que, detrás de dos jóvenes sonrientes, se arreglaba las medias.