.

.

miércoles, 24 de agosto de 2016

tres veces al día está bien




Ei otro día estaba con mi amigo vermuteando en la sombra de la terraza de verano del Hope  y -aunque estaba relativamente lejos- fijaba toda mi atención en ella hacía rato.

Tuvo que ir al interior del local y pasó justo rozando nuestra mesa.

"Me gustan tus pantalones" (dije de pasada)
"Gracias" (contestó girando la cabeza)

Mi amigo siempre tan perspicaz me recordó: "No te gustan sus pantalones, te gusta su culo".
"Pantalones suena menos perverso, para empezar."

Hoy viendo como se dirige a la terraza de mi apartamento sigo mirándole el culo, y me sigue gustando.

"¿Tienes hobbys?" (le pregunté como de pasada)
"Fumar" (contestó girando la cabeza)
"¿Y vicios"
"Comer cada dia. Tres veces."

Es bueno ir conociéndose y pese a lo que en realidad pueda parecer, aunque no coincidimos ni en vicios ni en hobbys, no somos tan diferentes.