.

.

miércoles, 21 de septiembre de 2016

Si hay risas es que está bien




Fue un día de locos, el museo con fotos de mujeres famosas estaba repleto de gente. No podíamos desplazarnos con comodidad, pero era fácil escuchar lo que hablaban quienes se apretujaban a nuestro alrededor.

Al final decidimos que las dos mejores conversaciones fueron una que oímos frente a la foto de la Mary. Una viejecita hablaba con otra de su misma edad "pues yo a todos mis hijos le he puesto el nombre de Genaro".
"¿Y cómo los distingues?"
"Les llamo por el apellido".


No mucho más tarde frente a Naomi y compañía un tipo le decía a otro "tuve que decírselo seriamente a la mujer de Álvaro, un hombre es un hombre y siempre cumple. Si dice que reparará el frigorífico, reparará el frigorífico. No hace falta que se lo repitas cada seis meses".

Las fotos no acabamos de verlas bien pero sumando las risas y las charlas sobre todos los orificios creo que todas estábamos de acuerdo que el día había sido de los buenos