.

.

domingo, 23 de octubre de 2016

los plátanos y las niñas buenas





Nadie me convencía para cambiar de idea, el Paul le estaba mirando el culo a la tipa.

Y Jota había colocado asi la imágenes con ese intención.

Pero lo que se convirtió en mi ráfaga del día fue la extrañeza de Ambrosio y la contestación de Obdulia.

En primer lugar copiando la táctica de Pito le había preguntado por el color de sus bragas y ante el no se de la mujer el había dicho que seguro que si sabía. "Es que me da apuro" dijo ella. Y se puso a comer el postre.
A Ambrosio se le salían los ojos de las órbitas. No pudo menos que preguntar.

* Pero ¿Quien come un plátano de forma horizontal?

Ella sonrió porque había conseguido la pregunta que deseaba.

* Mi madre me dijo que las niñas buenas tienen que comerlo así.
Y sonrió traviesa.

Ambrosio se quedó pensativo, yo volví a mi casa en busca de mi sofá, pensando que Obdulia sumaba timidez y travesura con toda naturalidad.

Solo apuntar que al salir del Hope la Mary miraba a Ambrosio con cariño.