.

.

lunes, 24 de octubre de 2016

orejas -muy bien- abiertas



Me asombra que alguien me pregunte la razón del porque vengo todos los domingos mañanas a usar mi tiempo en el Hope con un café latte con canela, unas vistas para poner al día mi tumblr en mi portátil rosa y dejar que los sonidos penetren por mis abiertas orejas.

Sonidos que hoy iban de Lucinda a lo que hablaban dos mujeres en las mesas cercanas a las mía.

En la derecha la guapilla del cigarrillo decía; He empezado a dudar del amor eterno cuando he notado que a la famosa frase "y fueron felices para siempre" le falta la palabra juntos.

Y en la derecha una adolescente, guapa, despeinada y con cara de guasa le contaba a su amiga; el profe preguntó ¿que va detrás del 69? yo le contesté lavarse los dientes y el profe me dijo sal del aula y las dos amigas se carcajearon.

¿De verdad necesito decir que el café es excelente, el ambiente cálido y la música muy bien elegida?