.

.

viernes, 4 de noviembre de 2016

o si




Sentada en la playa, con la mirada fija, como perdida en los azules del mar o quizá del cielo. Inmóvil.

Detrás de la cortina, ¿queriendo mirar sin ser vista? ¿espiando? ¿buscando a "la" persona que le interesa?¿viendo un algo inesperado?

Nunca sabremos si están satisfechas. Si están conformes con el transcurrir de sus días o solo dejan pasar acontecimientos.

No sabemos a que renuncian ni por qué lo hacen.

Solo las vemos un instante. Podíamos inventar cualquier historia a partir de la percepción de ese momento. De hecho muchas veces lo hacemos.

Pero no debemos olvidar,  que solo es eso; el invento de una imaginación dirigida por nuestras experiencias no por las de las personas que vemos.

Por eso cuando nos miran raramente nos adivinan.

O si.

Y nos sorprenden.