.

.

domingo, 6 de noviembre de 2016

consejos maternales



Yo estaba sentada -con mi amiga- en la barandilla del paseo marítimo. Un poco a nuestra de izquierda mirando el mar, Guille.

Debajo, en la zona de piedras, estaban las dos que miraban descaradamente a la una.

¿Como se puede mirar de esa manera a una desconocida? ¿No se sabe ya que es privacidad?

Habló la del pelo corto, sin apartar la mirada de su ¿presa?

* Mi madre me dijo "Mas tarde será demasiado tarde, la vida es ahora".

La del pelo rizado intervino con la mirada fija en la ¿presa?

* La mía "hay cartas urgentes que llegan cuando ya no hay nadie".

La observada se irguió y suavemente añadió sin mirar a las "miradafijaenella"

* Pues la mía "Nunca te metas en la boca nada que no este hervido".

Mi amiga y yo empezamos a reírnos justo en el momento que un golpe de aire levanto mi falda.

Guille -el que parecía atento al mar- intervino pero solo para nuestros oídos.

* La mía "No todos los vientos merecen un vuelo, pero tengo que añadir que este si".

Me las debió ver, porque mas tarde en el Hope no me preguntó por el color.

¿Y a ti? Cual es el mejor consejo que te trasmitió tu madre?