.

.

sábado, 19 de noviembre de 2016

divagando



Tres eran tres. La chica de la boina roja, la rubia de la revista y Ambrosio leyendo en la mesa exterior del Hope.

Apoyada en la pared susurra deforma inaudible una serie de frases. Le consiento. Hasta me gusta la forma en que me miente. Quien no tiene pasado no sabrá coger vuelo. Ya no sonrío cuando alguien pronuncia su nombre. No hay que guardar en los cajones lo que merece incendios. Me sabe como nadie y me sabe como nadie. Me gusta porque nunca me deja sin voz. ¿Como hacer un ovillo con todo lo que sé?

Con la mirada en la revista pero el pensamiento muy lejos la rubia ni se da cuenta lo que sus labios dicen sin voz. "Piérdete entre mis piernas".

Ambrosio deja de leer y negando con la cabeza se dirige al camarero que le trae el segundo vino "Según la afamada universidad de Arkansas las personas tienen una media de ocho parejas sexuales en su vida". El camarero le mira sin entender. "¿Donde están las siete que me faltan?"