.

.

jueves, 24 de noviembre de 2016

no todos los principios son iguales.




Creo que la primera vez que se vieron fue en mi casa. Coincidieron también el finde en el campo. Recuerdo que en la cena estaban sentados juntos y no paraban de reírse. Y creo -no lo puedo asegurar- que volvieron a la ciudad juntos en el coche de ella.




La primera vez que la vi estaba tumbada en el sofá de la casa de un amigo común apurando las últimas gotas de su café. La segunda vez justo cuando llegué a la casa de campo para pasar el finde. La vi a través de la mosquitera de la ventana, dormía desnuda.



Mi primer recuerdo fue verlo llegar a casa de alguien que los dos conocíamos un poco antes de que yo me fuera. La primera vez que hablé con él fue el finde de todo el grupo en el campo. Nos tocó estar juntos en la cena. Después de algunas trivialidades me soltó "Eres la primera mujer en toda mi vida a la que le he visto el sexo antes que las bragas".