.

.

lunes, 28 de noviembre de 2016

carta mañanera



Hola mama:

Me he levantado casi pronto, he añadido canela al café con leche y aunque ha llovido, ahora el dia esta claro y sin demasiado frío.

Al final ayer me fui con la del sombrero. En la casa de al lado suena Milanes.

La rizos todavía no se ha levantado. Tendría que sacudirme la pereza, abandonar el sofá cerca de la ventana en que estoy esparramada y planear salir de casa.

La rizos se acaba de levantar, al pasar junto a mi (camino del baño, desnuda y con el pelo alborotado)su mano rozó muy suavemente mi espalda. Las personas que hacen eso me encantan.

Finalmente ha salido el sol y hace un calorcillo agradable. Creo que finalmente no saldré de casa. Mis vecinos han cambiado y ahora me hacen escuchar a Bruce. Definitivamente no voy a acabar de vestirme.

Hay principios que son en si mismos el germen del final. Quizá esto sea más que un principio.

Esta cantando en la ducha, ¡ah! se llama Olga.

A veces lo que parece cierto deja de serlo.

Te quiero.


Maria