.

.

lunes, 5 de diciembre de 2016

el rey de las pausas y la candidata al oscar



Interior mañana. Cocina.

Tomábamos el café mañanero con Miranda enredada a mis pies.

* Eres un mentiroso, anoche dijiste que te emborrachabas con una copa y de eso nada, bebimos hasta aflojar mi resistencia y encamarme y tu como una rosa.

* No te mentí. Es cierto que me emborracho con una copa (pausa) lo que nunca puedo recordar es si es con la trece o la catorce.

* Muy listillo tu. Y yo debería dejar de beber.

* Yo lo hice, cuando pasé de los cincuenta. Deje las mujeres y el alcohol (pausa) fueron los siete minutos peores de mi vida.

* Lo dicho, un graciosillo. Venga acaba que tenemos que irnos.

* ¿Sin el tan saludable polvo mañanero?

* Se hace tarde.

* Te paso el test de la bañera, es fácil, si fallas la contestación polvo, si aciertas nos vamos. (pausa) Hasta te dejo que aceptes después de conocer el test.

* Vale.

* Una bañera llena de agua. Te ofrezco una cuchara, una taza y un cubo de playa y te pido que la vacíes (pausa) ¿Que haces?

* Fácil, uso el cubo que es mas grande.

* Error (pausa) Se quita el tapón.


---------------------

Atardecer el mismo día. Interior. Salón. Ella sentada frente al ventanal.

No ha estado mal. Salgo con unas amistades a tomar unos vinos. Me entra un tipo totalmente inadecuado por edad. No paro de reír en seis horas. Me hago un poco la borrachuza para aceptar el sexo nocturno. Muy bueno. Y en el desayuno me dejo arrastrar al sexo mañanero. Mejor todavía.¿Será verdad que no se dio cuenta que el test de la bañera es muy antiguo?