.

.

miércoles, 11 de enero de 2017

aynnnnsssss, esas sonrisas



Año 2020.

Después de mucho tiempo sin vernos mi amiga Olga la loca volvió a nuestra ciudad. Me llamó para quedar. Me nombró como solo ella me nombra; "Duli", decía que la ob de delante era fea y que la a suele estar sobrevalorada.

Salimos. Seguía bebiendo océanos. Cenamos a base de medias tapas. Reímos mucho.

En casa se puso a ver fotos. Cuando llego a la que bailaba cerca del mar me miró y dijo "Aquí me avisaste que tenía problemas con las drogas". "Tenías" afirmé. "Y ¿que te dije yo?" pregunto divertida. "Que no tenías problemas con las drogas, que tenías problemas con la policia". Se rió.

"La verdad es que en esa época me enfade mucho con el trato que le dieron a Lance Amstrong retirándole los siete tours por andar con drogas".
"¿Por que?"
"Joooo, cuando yo andaba con drogas nunca de nunca jamás pude encontrar la bicicleta". Contestó divertida de su travesura.

"¿Alguna vez volveremos a ser?" dijo.
"No necesariamente lo que fuimos. Tenemos mas años, pero somos mucho mas sabias".
"¿Si?"
"Y mas independientes. Cuantos mas años cumplo mas me doy cuenta que el verdadero lujo es disponer del propio tiempo".
"Duli la lista" afirmó sonriendo.

Siguió mirando fotos. Llego a una, sonrió y me miró. "Este es Ambrosio, universalmente declarado tu fan numero uno". "Si a ambas cosas". "Al final, ¿te lo tiraste?". "No contesto a esas preguntas".

Me miraba fijamente "Dicen que esos tímidos son un huracán en la cama".

Me traiciono la sonrisa. Olga sonreía también, victoriosa.