.

.

sábado, 14 de enero de 2017

el destino secreto de los viajes



En las paredes del Hope miradas.
Fuera Obdulia hablaba con Ambrosio, que finalmente se marchó con las manos en los bolsillos. Ella entró, me vio. Vino a mi mesa.Miró por la ventana pensativa.

* ¿No te pasa -algunas veces- que te gustaría rebobinar el tiempo unos segundos y tener la oportunidad de volver a vivir la situación recién pasada para cambiar algo?

* Un par de veces al año no es mortal.

(Sonrió)

* ¿Te lo vas a hacer con Ambrosio? pregunté directamente.

Obdulia colorada.

* Ahora no se que decir.

* Si, no, quizá, ya lo he hecho...

Obdulia colorada.

Silencio.

* ¿Cuando un monstruo deja de ser un monstruo? -dijo- me refiero no a monstruo de película sino a lo que te da miedo, a lo que te es extraño.

* Fácil, cuando le quieres.

Me miraba fijamente, parecida mirada a la jovencita negra de la pared. Una mirada que arrastraba pensamientos.

* Todos los viajes -añadí- tienen destinos secretos de los que el viajero no es consciente al empezarlos.

Silencio.

Me miro con un punto de travesura, como la del libro.

* ¿Tu te acostarías con una amiga? Ahora el color de su cara era de un rojo intenso.

* Evidentemente si. Con quien no lo haría sería con una enemiga.

Le salió una media sonrisa.

* Dicen que se puede romper la amistad.

* Hay amistades que se acaban sin sexo por el medio. ¿Quien pone las reglas? ¿Quien dice lo que esta bien para uno tiene que estar bien para todos?

Silencio

Entran dos jovencitas. "¿Tu fumas?" dice la pelo corto. "Solo después del sexo" contesta la ojos grandes. "Pero ya sabes que fumar mata". "¿Dos cigarrillos al año?".

Nos miramos. Sonreímos, rompimos a reír.

* Ipsoback. Dije.

* ¿Qué?

* Es la palabra que indica ese rebobinar el tiempo unos segundos para modificar algo.