.

.

jueves, 9 de febrero de 2017

de sofá a sofá y tira el que le toca




Sentado en mi mesa del Hope, con la media sonrisa que me había dejado la comida agradable en el restaurante y la agradeblelaostia del sofá como postre.

Fuera amenaza de lluvia.

En la mesa cercana una pelirroja de pelo corto con un amigo.

Por la ventana vimos como un barriguitas aparcaba, bajaba del coche, le regalaba un ramo de flores a la mujer que le esperaba, le abría la puerta, rodeaba el coche se subía y se marchaba.

* Que contenta se la ha visto. Dijo la rojopelo.
* Parece que había motivo. Le contestó su acompañante.
* El tipo de guapo nada. Añadió ella.
* La persona adecuada no lo es por el físico, fijatetu ni siquiera por la actitud. Lo es porque es la que te hace sentir bien. Dijo el con voz suave.

(una pausa silenciosa. Ella le mira fijamente. fin de la pausa, ella habla)

* ¿Sabes? Encuentro lindo encontrar rincones nuevos en lugares ya conocidos (pausa) y donde dije lugares hay que oír personas.

Se puso a llover, no fuerte pero si de manera significativa.

Ellos salieron. Ella con un paraguas que hacía juego con su pelo. Avanzaron...no sabría decir si tres o cuatro pasos. Ella se paró, aparto el paraguas y le besó.

Me fue fácil imaginar al conductor y su chica y a la pelirroja y su chico en un sofá.

Que queréis, hay días que ayudan.