.

.

martes, 21 de marzo de 2017

el discurso de un rey republicano.




Fue un casi discurso. Se lo podía haber oído a Jota mientras bebía un whisky antes de tocar al piano la magnifica "Bridge over troubled water" o a la pareja que se cruzó conmigo en la playa, en ese paseo de pies descalzos para aprovechar la calidez del día.

Pero no.

Fue Pito. Sentado en una mesa cercana a la estantería de las tazas, con un riessling que abría la época del vino blanco, con un plato de pasta rara de forma, italiana, con el pulpo a feira de los gallegos como condimento.

"Yo empecé a disfrutar desde el mismo momento que aprendí a decir ·es suficiente·. Porque lo mas complicado es ser simple. Y esa es la razón por la que creo que tanta gente es infeliz...porque es mas fácil. Para la felicidad tienen que poner de su parte. No vale con sentarse en un sillón y esperar que se la traigan".