.

.

miércoles, 26 de abril de 2017

ráfagas de party




La fiesta que se celebró en el Hope para celebrar la publicación del libro fue multitudinaria.

Los habituales nos hicimos fuertes en el sofá del fondo.

Yo me pasé el rato haciendo de camarero de nuestro grupo, ya que los profesionales no daban a basto en la barra.

Viví la fiesta a ráfagas. Escuchaba mas que hablaba, ya que entre paseo y paseo perdía el hilo.

Lo primero se lo oí a Lucy, que con su copa de vino bien agarrada y dejando de leer por un momento decía...
Que va! No me quejo de caer continuamente en la tentación, me quejo de lo poco que me tientan".

A lo que Violeta -sin venir mucho a cuento- añadió...
"A veces tengo mas ganas de hablar que cosas que decir".

Y Lucy cerró el circulo bastante cuadrado...
"Es que en este mundo cada vez hay mas gente y menos personas".

Al final los fiesteros se fueron. El Hope quedó semi vacío y muy silencioso. Nos levantamos todos menos la guiri que ligaba esos días con Pito. Se la veía "ligeramente perjudicada", pero no parecía que fuera a dejar la botella sin acabar. Se lo oyó claramente...
"Que mierda de fiesta, no ha venido nadie".

En realidad solo faltó él.