.

.

jueves, 27 de abril de 2017

las buenas intenciones



Dicen...

Quiero ser tu amante, no quiero ser tu dueño.


Pregunto...

¿Tiene alguien derecho a intentar ser propietarios de otra persona?

¿Se puede querer de verdad a alguien que se quiere dominar?

Si te gusta alguien ¿lo mejor no será que siga siendo libre?

Me gusta ser amante.
Rechazo ser dueño.