.

.

martes, 2 de mayo de 2017

casi





He tenido un día vago. Lo que en mi caso se dice también un día normal. No he salido de casa en toda la jornada.

Vi la tele. En una de las series la prota decía "A veces busco confirmación en sitios equivocados", lo que me hizo pensar que conozco mucha gente que lo hace.

Trasteando por internete leo "La gente negativa se distingue porque tienen un problema para cada solución". Y aún estoy asimilando esa perla de sabiduría cuando una amiga me envía un wasap; "Gilipollas no lleva tilde, pero se acentúa con el tiempo".

Resumen del dia: El vino, excelente (me quedaba una botella de un Rioja que me habían regalado). La comida, sabrosa (la pizza pecado mortal hace honor a su nombre). La siesta, gloriosa (mi sillón debe tener un Guinness de horas de sueño). La cuota de aprendizaje, conseguida (internet y la TV solo son negativas cuando se usan mal).

Hace tiempo que me tomo el aprender como esas personas que en vez de ponerse a llorar porque no saben volar se tiran a la piscina, al río, al mar o a un océano y vuelan sumergidas. Creo un un tipo llamado Rabindranath escribió algo parecido.

Ahora el café de la noche. Un día casi perfecto. 

¿Casi? Si, por el pequeño detalle del polvo.