.

.

viernes, 5 de mayo de 2017

una de arena y otra de cal






Hoy he ido al museo a ver un desfile de moda infantil -decía Mildred en un Hope bastante vacío- y en tres minutos he visto eso que llaman el yin y el yan.

* No se llama el yin y el yan.

* Es lo mismo. Para llegar al desfile había que recorrer varias salas, en la primera una mujer sentada ante un griego desnudo parecía hablar sola. Pasé por detrás de ella justo en el momento que susurraba "Querida decepción, hay mas gente".

(Risas)

Y al llegar a donde se iba a realizar el acto me tope con dos niñas entusiasmadas con la oportunidad de jugar a ser modelos. Y una madre le decía a otra "Es que en la vida no faltan maravillas. Lo que falta es asombro". Me pareció bonito... y verdad.