.

.

sábado, 6 de mayo de 2017

la poeta ataca de nuevo




Acostúmbrate a perder.

Pierde algo cada día:
pierde el tiempo,
el autobús,
lo que invertiste en bolsa,
la vergüenza.

Pierde peso.

Pierde la virginidad y los nervios
piérdete en algún camino,
en alguna cama,
en otras personas,
en los libros.
Piérdete en los libros.

Pierde la memoria.

Acostúmbrate a perder, 
porque vivir 

solo es ir perdiendo la vida.