.

.

domingo, 7 de mayo de 2017

lucy al teléfono



Os podía mentir diciendo que lo primero que vi al entrar en el Hope fue a Lucy. Pero no.

Lo primero fue el culo. Lo segundo oír el sonido de llamada del móvil. Entonces si, miré y vi que ella tenia montado el tenderete, su té rojo, su pastillita de chocolate, su libro.

Atendió la llamada. Escuchó. Contestó. 

* Tu sabes perfectamente que siempre se consigue tiempo cuando se quiere, que es una cuestión de ordenar prioridades.

* ---

* Mujer, no puedes controlar como te tratan, pero si puedes controlar si lo aceptas.

* ---

* No llores porque acabó, sonríe porque pasó. Eso nadie te lo quita.

* ---

* No soy una capulla. Piensa. Mañana puede ser el día por el que esperabas.

* ---

* ¿Lo que pienso? ese tío era como una escuela sin timbre de recreo.

* ---

* Que sepas que lo mas valioso que tengo no lo he tenido que pagar.

* ---

* Pues no, me lo he currado solita. Que me parece que mi ángel de la guarda -además de no usar bragas- anda siempre algo bebida.


Decididamente mas interesante Lucy que el culo. Y he de afirmar que el culo era bien interesante.

Me fui a por mi café con leche y canela.

Me era fácil imaginar la cara con la que la amiga escuchaba a Lucy y me quedé con la curiosidad de saber cual de ellas era.