.

.

martes, 16 de mayo de 2017

hay un león, hay un jesus y hay un infierno





La geografía: 

En una pared Lupita baila, en la otra...bueno se deja a libre interpretación lo que pasa o va a pasar.

En la barra de izquierda a derecha están:
a) Guille y Obdulia. 
b)Tres ejecutivos de pelo engominado, rolex, y gafas Tom Ford tomando un café (lo pidieron colombiano). Atléticos.
c) Un tipo casi sin pelo, sin reloj y con unas de esas gafas pregraduadas de supermercado tomando una cerveza (delasquetengas pidió). Con barriga que hace sospechar que esa no es ninguna de las primeras 7.000,

La historia: 

El ejecutivo uno contaba el chiste "En el safari en Kenia le dice el marido a la mujer ¿me quieres?, claro contestó ella. Demuéstramelo dijo el. Vale, ¿como? Pelea con un león. Estás loco, dime algo posible. Bien, enséñame tu wasap. ¿Como de grande dices que es el jodido león?

Risas de los tres.

A ese le andan poniendo los cuernos, señaló entre risas el ejecutivo dos.

A mi me hacen eso y me divorcio afirmó el uno.

Pero tu ¿no andas liado con la secre pelirroja?

No es lo mismo, yo soy un hombre.

Aún así deberías intentar perdonarla -intervino el tres- recuerda que Jesus lo hizo con la adultera.

 "Cierto, pero no era su mujer". El sin pelo de la esquina dejo la cerveza en la barra después de su comentario.

Los ejecutivos le miraron. "Usted irá al infierno" le dijo el tres.

"Creo que yo iré al infierno en todas las religiones del planeta tierra y en alguna de las galácticas".

(Pausa) 

El cervecero continuó "y no me parece merecedor del paraíso quien cree que lo que el hace está bien, pero si lo hace la parienta es jodidamente pecaminoso".

Obdulia acercó su boca a la oreja de Guille y le susurró "A veces las palabras más sabías, vienen en un envoltorio inesperado".