.

.

miércoles, 17 de mayo de 2017

siempre hay motivos para la risa




Obdulia está bebiendo un Aquarius muy frío en la parte exterior del Hope, frente a la playa, justo bajo el cuadro de la mujer lampara.

Llega Pito, la ve, se dirige hacía ella y le suelta:

"Venga rápido dime una frase que sea una contradicción en si misma, la necesito para maravillar a una guiri que me quiero tirar".

Ella le mira de arriba abajo, y contesta:

"No me vengas con historias que para eso nunca me has necesitado"

Se pone muy, pero muy colorada y sigue:

"Es curioso que se denomine sexo oral a la practica sexual en la que menos se puede hablar".

"Me sirve"

"¿Que pensabas decir?"

" Todavía no he pensado que me gusta mas, si levantarte la falda o bajarte las bragas".

"Te sirve" 

Rieron los dos.

La rubia despeinada que pasaba por la acera y solo ha oído lo que Pito acaba de decir no puede cerrar la boca.

Vuelven a reírse los dos.