.

.

domingo, 28 de mayo de 2017

de domadores, equilibristas y payasos




El circo de la vida


     En los días brillantes
     te crees domador de fieras
     pensando que es a ti a quien obedecen
     y no al látigo.

     Otros más sombríos
     te ves como equilibrista
     caminando con cuidado sobre el tenso hilo
     sin querer mirar hacia abajo.

     Nunca se te ocurre pensar que en realidad
     eres el payaso
     tropezando constantemente 
     mientras los demás se ríen.