.

.

sábado, 3 de junio de 2017

fabricando risas





Como había bajado la temperatura de golpe, el Hope estaba muy lleno.

En las paredes parecía que se había declarado el día de la Mary.

En la mesa redonda de la esquina Lucy, Violeta y Mildred jugaban a "No se, no puedo, puedo".

Una empezaba y las otras seguían sin solución de continuidad.


Yo no sé estar sin hacer nada.
Yo no sé andar despacio.
Yo no sé cocinar.
Yo no sé llevar sombrero.
Yo no sé llevar joyas.
Yo no sé arreglar flores.
Yo no se recordar citas.
Yo no sé agradecer regalos.
Yo no sé dar la propina adecuada.
Yo no sé mostrar interés en las reuniones de padres.
Yo no sé retener a un hombre.

Risas.

No puedo dejar de beber.
No puedo dejar de comer chocolate.
no puedo dejar de quedarme dormida por la mañana.
No puedo dejar de hablar por boca de otros.
No puedo dejar de revelar secretos
No puedo dejar de amar lugares extraños.
No puedo dejar de amar a psicópatas.
No puedo dejar de olvidarme de recordar cumpleaños.
No puedo dejar de comprar bragas.
No puedo dejar de olvidarme de usar bragas.

Risas.

Puedo estar sola.
Puedo fregar platos.
Puedo leer leer libros.
Puedo construir frases.
Puedo escuchar
Puedo ser feliz sin mala conciencia.

Risas.