.

.

sábado, 22 de julio de 2017

un caso claro de razonamiento lógico




En casa, en el sillón con mi café con leche, en la mesita un libro de Edith Olivier (no hay ganas de leer), en la pared la TV (nada que apetezca a la vista), tras la puerta las calles de mi ciudad (mucho calor para salir a patear). Me llama mi amigo que "si tomamos unos (recalca la "S") vinos. "No tengo ganas de na -digo- voy a montar una asociación "padesganaos". "¿Sin animo de lucro?" pregunta. "Sin animo de na" aclaro. "Apúntame" se ofrece. "Apúntate tu" le digo comprendiendo que no ha cogido bien la idea.

Leer es genial, la tele tiene cosas excelentes, patear ciudades es una gran actividad...
...pero quedarse en casa silloneando en ropa interior, sin prisas, sin labores, sin paranoias no les desmerece en nada. Total ponerme un martini esta a mi alcance.

Haraganear está totalmente minus valorado.