.

.

jueves, 9 de noviembre de 2017

lejos de la perfección, o sea: cerca de mi




Cerca de las ocho de una tarde fría. El Hope semi vacío. En una pared, mujer con orejas grandes y gafas rojas. En la otra mujer de rojo. Suena Otis Redding. 

En la barra Jota y una mujer rodeada de bolsas, despeinada y con una copa de vino a su alcance, hablan.

"Me he acostumbrado a pensar en singular" decía ella.

"¿Cual es la distancia entre tu y la persona que querías ser?" preguntó él.

"Ando cerca" contestó ella en el momento que le sonó el móvil "Perdona" dijo y atendió a la llamada. Escucho un rato.

"Vale, quedamos. Pero una cosa te voy a decir; que tus pasos no te traigan hasta mi con la idiota pretensión de pretenderme perfecta".

Colgó, miro a Jota, le guiñó el ojo.