.

.

miércoles, 6 de diciembre de 2017

sueño





Un día seré una mujer vieja, con pelo largo y plateado, tatuajes que recuerdan la magia de algunas decisiones, ojos llenos de luz y muchas arrugas formadas por un montón de sonrisas.

Me tumbaré en una playa bajo las estrellas con las hijas de mis hijas. Y les contaré historias de aventuras salvajes, de sueños vividos, miedos conquistados y de una existencia aprovechada a full.

Y quizá les inspire sueños propios.

Ese es el mejor sueño de todos mis sueños.