.

.

lunes, 15 de enero de 2018

mañana está muy, muy lejos.




Mahler parecía mirar bailar a la gente. Debajo de las imágenes el fumador de blanco hablaba con el fumador de negro. En la misma mesa la mujer leía en su iPad nuevo.

* Me agobia todo ese personal que insiste en que lo deje todo y me dedique a lo que me gusta. Yo tengo mis tiempos.

* Claro. Cada cosa, cada persona, tiene su timing.

* Ya dejaré esta vida monótona y aburrida cuando haya acumulado un montoncito de seguridad.

* Es una buena decisión.

* Para nada -intervino la mujer dejando el iPad en una de las 17 bolsas que la rodeaban- No creo que sea una decisión demasiado sabia.

* ¿Poe qué? preguntaron a la vez los dos fumadores.

* Porque mañana puede ser nunca. Aplazas hoy y aplazaras dentro de un año y habrá un momento que ya ni recordarás que es lo que estas aplazando. Y una cosa os voy a decir a los dos; a dejar de fumar teníais que haber empezado ayer.