.

.

domingo, 21 de enero de 2018

aprendiendo a usar palabras.





Anécdota uno. Primera parte:

¡ No ! dijo.

Y le encanto comprobar que -por primera vez en su vida- tenía delante a alguien que entendía que no es no.

Anécdota dos. Primera parte:

Si quiero, dijo.

Y fantaseo con el placer posterior.


*******


Anécdota uno. Segunda parte:

Por la noche, casi ya dormida revivió la escena y tuneo la frase;
 ¡ No ! si no quieres lentejas las dejas.

Anécdota dos. Segunda parte:

La pregunta que aparecía en el ordenador "¿Quiere que le añadamos chocolate caliente por encima?" solo podía tener una contestación; si quiero.