.

.

jueves, 1 de febrero de 2018

entonces fue...




Teníamos unos catorce años, paseábamos jugando por la calle cuando vimos a la rubia, nos quedamos los dos plantados delante de ella sin poder dejar de mirar.

Entonces fue cuando levanto la vista y preguntó: "¿Que miráis?"

Tartamudeando mi amigo dijo "Las perlas, señorita".

En un susurro que casi no se podía escuchar yo balbuceé "Sus ojos".

No coló ninguna de las dos respuestas.


*******


En la cocina, mientras preparaban las tostadas, la morena le contó un secretito a su amiga la rubia. Cuando salían de casa, si su marido bebía tres cervezas o mas, solo entrar en el coche para regresar a casa quería sexo. Y era del bueno, en el asiento de atrás. 

Charlaron en la mesa los cuatro, el anfitrión se levantó y le pregunto a su amigo "¿Quieres otra cerveza?" "Vale, dijo el aludido, será la tercera pero creo que podré con ella".

Entonces fue cuando las dos mujeres estallaron en risas.

Ellos no entendían la gracia,