.

.

viernes, 2 de febrero de 2018

una cena desayuno sin estrellas michelín





Los amigos, sentados en su café favorito, andaban hablando de lo que les gustaba a cada uno.
Salían algunos coches, platos abarcando desde lo casero hasta lo incluido en las guías Michelin, elegían tv de última generación, el último y más completo móvil inteligente, el ordenador más potente y de mejor diseño, el ático con mejores vistas, zapatos con tacón de aguja imposibles...
M. estaba callada en la esquina de la mesa.
Se dieron cuenta que no decía nada. Le preguntaron; ¿a ti que te gusta?
Me gustan las cenas que acaban en desayuno.